Navegación – Mapa del sitio
Mexique : jeune cinéma

Cinco años de cine contemporáneo

Festival Internacional de Cine Contemporáneo de la Ciudad de México
Maximiliano Cruz
p. 53-55
Traducción(es):
Cinq ans de cinéma contemporain

Resúmenes

Festival de cine independiente fundado en el año 2004, en cinco años el FICCO se posicionó como uno de los eventos masivos que dieron línea al movimiento cultural de la Ciudad de México. Con una programación de 250 largometrajes internacionales, eventos académicos, conciertos, exposiciones y fiestas, el FICCO complementó su propuesta de exhibición incentivando proyectos editoriales, educativos y sociales. El FICCO propició encuentros entre jóvenes realizadores mexicanos y productores extranjeros, en su mayoría europeos, enfocados en la industria del cine independiente internacional. Estos encuentros dieron frutos traducidos en buenas películas que aún hoy hacen presencia en importantes foros internacionales.

Inicio de página

Texto completo

1En cinco años de existencia, el Festival Inter-nacional de Cine Contem-poráneo de la Ciudad de México se posicionó en el circuito internacional de festivales. Ganó terreno en el inconsciente colectivo de los mexicanos como uno de los eventos masivos que dieron línea al movimiento cultural de la Ciudad de México. Los inicios del FICCO se remontan al segundo semestre del 2003, cuando un grupo de entusiastas entre los que nos contábamos directores, guionistas, productores, editores, administradores y meros interesados en la cinefilia, fuimos convocados por Paula Astorga, principal gestora y promotora del FICCO, e ideamos el concepto y una ruta crítica teniendo en cuenta el lugar que ocuparíamos en adelante como festival de cine independiente.

Parque vía (2008), de Enrique Rivero

Parque vía (2008), de Enrique Rivero

2México ha sido desde hace muchos años un generoso mercado para los grandes estudios. En cada temporada las cadenas exhibidoras abarrotan de producciones hollywoodenses las 4.000 y tantas salas regadas a lo largo y ancho de la República. Al final, tal caudal taquillero de millones de dólares no termina de beneficiar como es debido a la industria del cine nacional. No por nada aún hoy persiste la batalla por blindar ante diversos embates la herramienta jurídica (el artículo 226) que permite a los productores mexicanos obtener recursos privados exentos de impuestos para la realización de sus películas.

3El FICCO vio la luz, pues, en febrero del año 2004. Para entonces el panorama nacional lo encabezaban tres figuras sobresalientes y de cierta manera distantes ya del acontecer cinematográfico local. Alejandro González Iñárritu estrenaba su segunda película 21 Grams, mientras Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón terminaban Hellboy y Harry Potter y el prisionero de Azkaban, respectivamente. Surgieron películas que sobresalieron estética y temáticamente de la media nacional como Digna hasta el último aliento de Felipe Cazals, Mil nubes de paz… de Julián Hernández y Gabriel Orozco de Juan Carlos Martín. El 2004 también fue el año para las taquilleras Un día sin mexicanos de Sergio Arau, Matando cabos de Alejandro Lozano, la desvergonzada Zapata de Alfonso Arau, y otro puñado más de producciones en su gran mayoría de leve trascendencia artística. De toda la producción nacional de los años 2003 y 2004, tres películas se alejarían radicalmente de la inercia establecida y abrirían el camino a muchos jóvenes cineastas en los años subsiguientes, preparando el terreno para la exuberancia del cine independiente mexicano en la actualidad. Estas películas fueron Japón de Carlos Reygadas, Trópico de Cáncer de Eugenio Polgovsky y Temporada de patos de Fernando Eimbcke. Más allá del estilo propio de sus realizadores y de los aciertos y flaquezas de cada una, estas películas coinciden en un hecho fundamental: las tres abordan el quehacer cinematográfico de manera autoral, las tres son óperas primas que proponen modelos autogestivos de producción, las tres reivindican el lenguaje cinematográfico como medio y fin, las tres logran, en resumen, alimentarse de la idea de hacer arte por el arte mismo, la idea del cine por el cine. 

4La primera edición del FICCO se dio en este contexto y respondió a la inercia generada por un vacío innegable en la oferta cinematográfica. En el 2004 la exhibición de cine independiente y de cine de autor en México era mucho más incipiente que hoy día. Los jóvenes cineastas alimentaban sus influencias y referencias cinematográficas con películas que lograban ver en la Muestra Internacional de la Cineteca Nacional (cuya programación no sobresalía como lo hace bajo la presente gestión), en las escuelas de cine (los que tenían acceso a ellas), en contadas salas alternas y en cineclubes para las personas del común interesadas en el cine; todos los anteriores sin real acceso a expresiones contemporáneas y expuestos a una cartelera comercialmente abyecta.

5En cuanto a festivales, existía desde hace más de dos décadas la Muestra de Cine Mexicano e Ibero-americano en Guadalajara (ahora Festival Inter-
nacional de Cine de Guadalajara), que sigue incentivando de manera crucial la industria del cine mexicano e iberoamericano. Desde 1998 existía una ventana abierta al cortometraje nacional e internacional: Expresión en Corto, festival que tiene lugar en las ciudades de Guanajuato y San Miguel de Allende y que en un principio jugó un rol protagónico en el afianzamiento del cortometraje como género. Otra vitrina cardinal, las Jornadas de Cortometraje Mexicano, animadas por Enrique Ortiga, terminaron por fungir como “escuela” en la medida en que de allí surgieron las ideas y las herramientas para la gestación del mismo FICCO y del Festival Internacional de Cine de Morelia, evento dedicado casi exclusivamente al cortometraje y al documental nacional y que no tardó también en verse reconocido como uno de los festivales con recursos adecuados para aportar claramente a la escena mexicana.

XV en Zaachila (2003), de Rigoberto Pérezcano

XV en Zaachila (2003), de Rigoberto Pérezcano

6Cabe resaltar que el FICCO es de Cinemex en la medida en que el Festival de Morelia es de Cinépolis, cadena de exhibición líder en México y principal competencia de Cinemex. Ambos festivales nacieron separados por unos meses, y aunque surgieron muy probablemente de las mismas necesidades corporativas de sus dueños, en la práctica fueron, hasta su respectiva quinta edición, diametralmente opuestos en el campo ideológico, conceptual y operativo, lo que quizás explique el fin drástico del FICCO como proyecto social luego de sus primeros cinco años de precoz ascenso, y la continuidad mantenida en las moderadas pretensiones artísticas de Morelia. A estos festivales vendría a unírseles el imprescindible festival de denuncia Contra el Silencio Todas las Voces y, en mayor medida, Ambulante, Gira de Documentales, una muestra itinerante fresca y de impacto gestionada por la productora Canana Cine con el apoyo, también, de Cinépolis.

Mil nubes de paz (2004), de Julián Hernández

Mil nubes de paz (2004), de Julián Hernández

7En cinco años de vida, por el FICCO han pasado toda suerte de autores, tendencias y expresiones radicales que giran en torno al cine mismo y, por lo tanto, a factores preponderantes de la existencia. El FICCO vino a abrir grietas por entre las cuales muchos jóvenes realizadores mexicanos e internacionales, preocupados por asuntos distintos al de ganar dinero haciendo películas comerciales, pudieron exhibir sus trabajos a diversos públicos de la Ciudad de México y, de manera crucial en el caso de los directores locales, a personalidades e instituciones extranjeras que encontraron en el festival una cantera de ese otro cine mexicano; un atajo, en últimas, a las expresiones más frescas y prometedoras de la industria independiente mexicana. 

8XV en Zaachila de Rigoberto Pérezcano, Toro negro de Pedro González Rubio y Carlos Armella, Sangre de Amat Escalante, 1973 de Antonino Isordia, La palomilla salvaje de Gustavo Gamou, De nadie de Tin Dirdamal, Familia Tortuga de Rubén Imaz, La sangre iluminada de Iván Ávila Dueñas, Nacido sin de Eva Norvind, La frontera infinita de Juan Manuel Sepúlveda, Mi vida dentro de Lucía Gajá, Ser isla de Eun-Hee Ihm, ¿Dónde están sus historias? de Nicolás Pereda, y más recientemente Wadley de Matías Meyer, Parque vía de Enrique Rivero e Intimidades de Shakespeare y Víctor Hugo de Yulene Olaizola, son algunos de los títulos mexicanos más sobresalientes de la programación del FICCO en sus primeros cinco años.

Dónde están sus historias (2007), de Nicolas Pereda

Dónde están sus historias (2007), de Nicolas Pereda

Temporada de patos (2006), de Fernando Eimbcke

Temporada de patos (2006), de Fernando Eimbcke

9Gracias al FICCO los espectadores en la Ciudad de México disfrutaron año con año un buen número de trascendentes películas contemporáneas de jóvenes realizadores internacionales y de maestros como Artour Aristakisian, Apitchapong Weerasethakul, Jia Zhang Ke, Lukas Moodysson, Hou Hsiao-Hsien, Park Chan-wook, Philippe Garrel, Wang Bing, Masahiro Kobayashi, Alain Berliner. Hong Sang-soo, Bruce LaBruce, Romuald Karmakar, Tsai Ming-liang, Nuri Bilge Ceylan, Shinji Aoyama, Pere Portabella, Nicolas Klotz y Jacques Nolot, por nombrar sólo a unos cuantos. El FICCO trajo a la ciudad y expuso al público a diversos realizadores junto con sus obras, entre los que sobresalieron: Emir Kusturica, Todd Solondz, Hubert Sauper, Geraldine Chaplin, James Benning, Lav Diaz, Lech Kowalski, Claire Denis, Christoffer Boe, Lisandro Alonso, Jean-Claude Carrière, Martín Rejtman, Albert Serra, José Luis Torres Leiva, John Gianvito, Guy Maddin, Harmony Korine y Carlos Reygadas.

10Como complemento a todo el cine contemporáneo, el FICCO organizó varias series de retrospectivas integrales sobre autores específicos entre los que sobresalen Emile de Antonio, John Cassavetes, Pier Paolo Pasolini, Glauber Rocha, Matthew Barney, Peter Watkins, Peter Whitehead, Robert Bresson, Pedro Costa, Carl T. Dreyer, Aki Kaurismäki, Maurice Pialat, Frederick Wiseman y Yervant Gianikian & Angela Ricci Lucchi. A lo anterior habría que sumarle las revisiones a las cinematografías de Brasil, India, Argentina, Dinamarca, Irán, Corea del Sur, Argelia y Filipinas.

11Los más recientes acontecimientos al interior del FICCO anuncian el fin, quizás, del FICCO como iniciativa ideológica y proyecto social. Cinemex propició la existencia de un festival cuya esencia nunca llegaron a entender sus directivos, o no quisieron compartir. Quizás por ello prefirieron tomar otro camino distinto al que como equipo pensábamos seguir para el futuro del FICCO. En un afán insospechado por corporativizar todos los ámbitos del festival, Cinemex permitió que la totalidad del equipo humano que le dio vida al FICCO todos estos años se deslindara definitivamente del nuevo proyecto, llamado FICCO- Cinemex. No obstante, el espíritu del FICCO es una semilla que se alojó en cada uno de los gestores del mismo, en los cinéfilos de la Ciudad de México y en cada una de las personas que estuvieron de alguna manera vinculadas con el festival. Todo ello me lleva a afirmar con seguridad que habrá FICCO para rato.

Logo du Festival Internacional de Cine Contemporáneo de la Ciudad de México

Logo du Festival Internacional de Cine Contemporáneo de la Ciudad de México

Sangre (2005), de Amat Escalante

Sangre (2005), de Amat Escalante
Inicio de página

Índice de ilustraciones

Título Parque vía (2008), de Enrique Rivero
URL http://cinelatino.revues.org/docannexe/image/1574/img-1.png
Ficheros image/png, 410k
Título XV en Zaachila (2003), de Rigoberto Pérezcano
URL http://cinelatino.revues.org/docannexe/image/1574/img-2.png
Ficheros image/png, 170k
Título Mil nubes de paz (2004), de Julián Hernández
URL http://cinelatino.revues.org/docannexe/image/1574/img-3.png
Ficheros image/png, 447k
Título Dónde están sus historias (2007), de Nicolas Pereda
URL http://cinelatino.revues.org/docannexe/image/1574/img-4.png
Ficheros image/png, 335k
Título Temporada de patos (2006), de Fernando Eimbcke
URL http://cinelatino.revues.org/docannexe/image/1574/img-5.png
Ficheros image/png, 172k
Título Logo du Festival Internacional de Cine Contemporáneo de la Ciudad de México
URL http://cinelatino.revues.org/docannexe/image/1574/img-6.png
Ficheros image/png, 61k
Título Sangre (2005), de Amat Escalante
URL http://cinelatino.revues.org/docannexe/image/1574/img-7.png
Ficheros image/png, 101k
Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia en papel

Maximiliano Cruz, « Cinco años de cine contemporáneo », Cinémas d’Amérique latine, 17 | 2009, 53-55.

Referencia electrónica

Maximiliano Cruz, « Cinco años de cine contemporáneo », Cinémas d’Amérique latine [En línea], 17 | 2009, Publicado el 06 noviembre 2015, consultado el 24 mayo 2017. URL : http://cinelatino.revues.org/1574 ; DOI : 10.4000/cinelatino.1574

Inicio de página

Autor

Maximiliano Cruz

Miembro fundador y ex codirector de la programación en el Festival Internacional de Cine Contemporáneo de México (FICCO). Trabajó durante cinco años como promotor del cine de arte internacional en México y del cine mexicano contemporáneo en el extranjero. Creó en 2008, junto con la ex miembro del FICCO Sandra Gómez, Interior 13Cine, su nueva productora y distribuidora dedicada a promover películas de arte y documentales mexicanos y latinoamericanos. Su primera producción, Copacabana, de Martín Rejtman (Rotterdam 2007; premio Fipresci al mejor documental en FICCO 2007) se estrenó en la Cineteca Nacional de México en diciembre de 2008. La secunda película promovida será Wadley, de Matías Meyer. Como joven guionista, ha escrito varios cortometrajes, incluyendo el internacionalmente premiado El pasajero, y Verde, del director mexicano Matías Meyer, así como largometrajes entre los cuales Stepping on my blood, ganador del Hubert Bals Fund (El Fondo Hubert Bals fue creado en 1988, en homenaje al fundador del Festival de Rotterdam. Ofrece un apoyo económico a jóvenes cineastas para la escritura del guión o la posproducción). Está actualmente escribiendo el guión del largometraje Juvenal, patrocinado por el Fondo Colombiano para el Desarrollo Cinematográfico.

Inicio de página

Derechos de autor

Licence Creative Commons
Cinémas d’Amérique latine est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Inicio de página
  • Logo Presses universitaires du Midi
  • Revues.org